Las 3 lecciones ocultas de top gear

Posted on febrero 8, 2011

0


topgear

La semana pasada los conductores de Top Gear estuvieron en todas las charlas de café. Que si abusaron del chiste, que si no, ¿Tu que piensas? es la frase empleada después de mencionar a Hammond y Clarkson.

Pero a pesar de todo, los conductores del programa Británico demostraron con actitudes y palabras tres lecciones ecológicas que podemos tomar para tener una vida más armoniosa con la naturaleza:

 

Elige local

Foto de Jose Mesa "Mataparda" usuario de flickr

Todos fuimos testigos de como los insultos de Richard Hammond hacia las personas mexicanas excedieron el límite de broma con sus referencias a “las características reflejadas del país en los autos”. A pesar de que justifican sus bromas mencionando que según se burlan hasta de ellos mismos, probaron un punto: prefieren lo local. Tanto fue así que inclusive apoyaron fabricaciones de la UE como los autos alemanes “Bien construidos y eficientes”.

Esta no fue la única muestra de su preferencia pues James May y Richard H. al hablar ignorantemente de la comida mexicana demostraron que no sólo desconocen la gastronomía de México, sino que posiblemente prefieren patatas y embutidos como el estereotipo del Inglés común.

Con esto quiero llegar a que de una forma barbárica demostraron una lección ecológica en su actitud, apoyar lo local. Aquí en México sólo existe un mercado ecológico y local que he conocido y se llama el cien. Su política es que los productores son de la región y que no superen las 100 millas a la redonda (esto equivale como a 160 km).

Al elegir productos locales, apoyamos a la economía nacional, en ocasiones conocemos lugares turísticos que desconocíamos y encontramos sazones, ingredientes y recetas que bien pueden ser parte de nuestra cocina en el hogar.

Descubrir el mundo de la gastronomía local es bastante interesante e innovador, así como Veracruz se destaca por sus platillos de jaiba, ¿Sabes porqué se destaca tus 100 millas a la redonda?

 

Menos es más

 

Foto por William Cho, usuario de flickr

La aparente broma liderada por Hammond y secundada por Jeremy Clarkson dejaron en claro que la opinión generalizada fue: hablaron de más. Vamos, exageraron en sus chistes racistas. Comprobaron que menos es más.

¿Porqué es una actitud ecológica?

Sabemos que la obesidad y la hambruna son problemas relacionados con la concentración de comida excesiva, es decir, hay suficiente para todo el mundo sólo que su distribución no está balanceada. Tal vez, la afirmación menos es más es la base de la actitud ecológica:

Aprender a consumir únicamente lo necesario para nutrir el cuerpo. Los gustos excesivos de golosinas y frituras a menudo son factores que desencadenan el almacenaje mayor de grasas innecesarias. Pongamos atención en el recorrido de nuestra comida para llegar a nuestro plato, la cantidad de recursos necesarios para poder tener un bocado de ello, desde las los productores, campesinos, materias primas, ingredientes y combustibles para el transporte.

Con ello, comprobamos que en nuestras manos y forma de alimentarnos se encuentra el armonizar tanto derroche de recursos que afecta nuestra estadía en la Tierra.

Cuida tus recursos económicos

Al dejar entre líneas que un auto mexicano como el Mastretta no es lo suficientemente bueno para la economía inglesa según los comentarios de Clarkson, May y Hammond dejaron en claro otra actitud que si bien no es del todo ecológica, favorece a cada individuo: analizar el valor real y sus características del producto a adquirir.

Muchas veces, la publicidad y su hermano el marketing crean descripciones engañosas sobre los productos que diseñaron para uno consumo no mayor a 5 años donde confunden a la gente para consumir productos innecesarios.

El cuidar tus recursos económicos al analizar el valor real del producto y sus características tales como materiales o ingredientes (en el caso de la comida) no sólo te beneficiará, si no que también beneficiará a la sociedad entera al dejar de generar basura innecesaria que contamina al planeta. Ej. agua embotellada.

 

Bien, estas son las tres lecciones ecológicas que los insultos de los conductores de top gear han dejado al mundo. ¿Has encontrado alguna otra en toda esa melcocha?

Aquí el video de la controversia: